Con diez carreras, el único terciario de Villa Gobernador Gálvez reclama una sede

La comunidad educativa lo viene pidiendo desde hace décadas. Hubo paliativos, pero no respuestas de fondo. Demandan nuevos cargos

La comunidad educativa del único establecimiento terciario provincial de Villa Gobernador Gálvez, el Instituto Superior Nº 24 Héroes de Malvinas, donde unos 1.600 alumnos cursan siete tecnicaturas y tres profesorados, viene reclamando desde hace 26 años contar con un edificio propio, en el marco de una carencia de espacio físico que obliga a repartir las carreras y su horarios entre otras tres escuelas de la ciudad.

La situación se agrava al sufrir además la falta de cargos para personal administrativo y docente, con lo que se pierden clases, algo que en algunas carreras ya se prolonga a un mes en el que se considera como el tercer instituto de este tipo más grande en la provincia de Santa Fe.

Aunque hace más de un mes el Centro de Estudiantes, docentes y representantes gremiales se movilizaron primero en un convocante “abrazo solidario”, y luego ante el Ministerio de Educación provincial, donde se entregó un pedido consensuado en una asamblea de la comunidad educativa, no se produjeron aun novedades de peso.

Así lo recordó a LaCapital Ignacio Vergara, presidente del Centro de Estudiantes del Instituto, quien describió la caótica situación de este establecimiento, creado en 1991: “Hay seis cursos que van a quedar en el aire, porque hay una sobrepoblación con 1.600 alumnos en 10 carreras; tenés los profesorados de nivel inicial, educación primaria y tecnología, y las siete tecnicaturas en higiene y seguridad del trabajo, recursos humanos, alimentos, administración de empresas, comercio exterior, logística y gestión de organizaciones”, explicó a La Capital.

Eso sí, “después de esto y de que estuvimos hablando con la gente del Ministerio, se nos dio una especie de anexo. Ahora, además de la sede central de calle Pablo Iglesias 2225 —donde también compartimos el edificio con la Escuela Primaria 124 Isidro Alliau y la Escuela Taller 92—, vamos a tener otros dos lugares diferentes en la Escuela Especial 2.066 San Francisco de Asís, en Laprida 2221, y en la Escuela Especial 2.119 para Niños Sordos e Hipoacúsicos en Juan Domingo Perón al 1800”, contó.

Un nuevo edificio

“En realidad, lo que estamos pidiendo es que nos construyan un edificio nuevo para nosotros”, señaló luego el dirigente estudiantil, quien recordó que “el próximo año se abren de nuevo dos cursos más. Por ahora se está cursando tercer año de tecnología, pero el año que viene va a haber un cuarto. Y en el turno tarde también, porque tenemos un segundo año de los profesorados, pero después va a haber que habilitar un tercer año”.

Según relató, la comunicad educativa tiene “un proyecto en el Ministerio; tuvimos que buscar todos los lugares públicos y privados de Villa Gobernador Gálvez, pero el problema es que no contamos con ninguna escuela pública que esté desocupada en el turno vespertino y que sea lo suficientemente grande como para albergar algunas carreras. Y las que son grandes tienen la primaria del turno noche, o algún Eempa. Por eso decimos que, por accesibilidad, la seguridad del lugar y porque puede albergar aunque sea a todo el núcleo docente que viene a hacer las tres carreras del profesorado la opción podría ser el colegio Sagrado Corazón”, manifestó Vergara a este diario.

Efectivamente, en la reunión con las autoridades educativas, se pidió que se habilite el uso de ese colegio, ubicado en la avenida San Martín 1786 de esa localidad, teniendo en cuenta que esta institución es privada pero subvencionada, por lo que “puede realizar una contraprestación al Estado y a la ciudad en la que está inserta”, según indicó a este diario Mercedes Castro, docente “del 24” y delegada gremial de Amsafé.

Creación de cargos

Castro señaló luego que entre los reclamos también se exigió “la creación de todos los cargos necesarios y el llamado urgente a cubrir las horas cátedra de las carreras que avanzaban en cursos de creación, y se expresó además el malestar por la falta de supervisión y proyección por parte del Ministerio, que permite la apertura de carreras y la inscripción sin prever el espacio para el desarrollo de las mismas (el instituto cuenta con 8 carreras, tres docentes y 5 tecnicaturas), así como el llamado de docentes para cubrir las horas”.

Por su parte, Vergara recordó que los estudiantes son 1.600 y los docentes unos 120. Y respecto de las tratativas con el gobierno provincial, el dirigente estudiantil recordó que hubo respuestas y reaccionaron rápidamente, “pero estamos esperando a ver qué pasa, porque sabemos que el año que viene vamos a tener un caos por el tema de la organización y demás. Aparte, trabajamos con cinco administrativas y una es bibliotecaria que no puede hacer su trabajo y tenemos un regente y la directora que no dan abasto. Deberían tener más cargos”.

Respecto de la actitud de los estudiantes ante el conflicto, Vergara destacó las prácticas democráticas y la adhesión obtenida. “Somos optimistas —indicó— aunque el Ministerio sólo nos dijo que están buscando opciones. Por ahora estamos dialogando con las autoridades ministeriales y, pero no nos quedamos de brazos cruzados. Ante nuestro pedido nos dicen algo como que hay escuelas más antiguas que la nuestra, que están esperando, pero que estamos entre los casos de urgencia”.

Al Instituto Superior Nº 24 Héroes de Malvinas asisten alumnos locales y de todo Rosario, así como de Alvear, Pueblo Esther, Villa Amelia, Alvarez y otras localidades del sur provincial. Las necesidades son urgentes.

Fuente: La Capital


Print Friendly, PDF & Email
Share