Absuelven al «Zapito», acusado de asesinar a un barrabrava de Newell’s que se negó a matar al jefe

Un tribunal de Rosario absolvió hoy por el beneficio de la duda a un joven de 23 años que llegó a juicio acusado de atropellar y matar a tiros un barrabrava de Newell’s Old Boys en el marco de una pelea interna en la jefatura de la hinchada, informaron fuentes judiciales.

Los jueces Facundo Becerra, Ismael Manfrín y Juan Carlos Curto absolvieron a Elías Emanuel Benegas (23) por el crimen de Jonathan Rosales, quien fue asesinado a tiros el 22 de junio de 2016 luego de ser embestido por un auto cuando se movilizaba en una moto con su pareja y una bebé de 8 meses.

La fiscal del caso, Mariana Prunotto, había pedido 22 años de prisión para Benegas, a quien consideró el autor material del homicidio de Rosales.

De acuerdo a la teoría fiscal, un pistolero llamado Rubén Ariel “Tubi” Segovia le había pedido a Rosales que matara a Matías “Cuatrerito” Franchetti, un joven que había cumplido condena por narcotráfico y pretendía quedarse con la jefatura de la barrabrava de Newell’s.

Según la fiscal, al negarse a cometer ese crimen, Segovia junto a Benegas decidieron matar a Rosales.

De acuerdo a esa teoría, Segovia conducía un auto y atropelló la moto en la que se movilizaba Rosales con su pareja y un bebé de 8 meses, tras lo cual Benegas lo ejecutó a balazos.

La única testigo del crimen fue la pareja de Rosales, Brisa Ojeda, quien identificó a Segovia y Benegas como los autores del homicidio.

Durante el desarrollo del juicio oral, que se inició la semana pasada, la defensa de Benegas cuestionó a la testigo al señalar que el crimen ocurrió de noche y en un sitio “muy oscuro” que hacía imposible reconocer a los atacantes.

El tribunal que dirigió el debate oral decidió hoy absolver al acusado por el beneficio de la duda, al entender que no existían pruebas irrevocables de la responsabilidad penal de Benegas.

El juicio desnudó la trama de la sucesión de la barra “Leprosa” durante 2016, luego de que el antiguo líder, Diego “Panadero” Ochoa, fuera encarcelado y condenado como instigador del asesinato del anterior jefe de las tribunas de Newell’s.

El “Cuatrerito” Franchetti, que buscó encaramarse en la conducción de la barrabrava, fue asesinado en la puerta del club del Parque Independencia la tarde del 7 de junio de ese año.

El 20 de junio pasado, un changarín y un pintor de obra fueron condenados a 8 y 19 años de prisión por el homicidio del “Cuatrerito”, para el que había sido contratado a cambio de dinero, según el fallo.

Antes, Franchetti había cumplido condena en Portugal por su participación en la operación de tráfico de una tonelada de cocaína desde Argentina en la causa conocida como “Carbón Blanco”.

Segovia, por su parte, fue asesinado a “puntazos” el 24 de abril de 2018 por otros presos del Pabellón 8 de la cárcel santafesina de Coronda, donde cumplía prisión preventiva como instigador y partícipe de cuatro homicidios.


Share

Desarrollo Zonal

Periódico de Distribución Gratuita en Villa Gobernador Gálvez, Alvear, Pueblo Esther y zona sur de Rosario. TIrada: 5.000 ejemplares. 33 Años informando.

También te podría gustar...