Quiso robarle a un joven, se trabó en lucha con él y los vecinos y murió.

El hombre fallecido habría sido agredido por transeúntes luego de cometer un robo.

Un hombre de 35 años que intentó robarle a mano armada a un joven de 27 años en un barrio de Rosario se descompensó y murió cuando forcejeaban con la víctima y vecinos que se sumaron para evitar el asalto, y se investigan las causas del fallecimiento, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

El hecho, que fue dado a conocer hoy, se registró el domingo último, alrededor de las 13.30, en Urunday al 1200, del barrio La Florida, ubicado en la zona norte de Rosario, según informaron  voceros del Ministerio Público de la Acusación.

Según la pesquisa, un joven de 27 años arribó a ese lugar con la intención de comprar dólares, transacción que había acordado a través de la red social Facebook. pero una vez allí fue sorprendido por dos hombres que se movilizaban en una moto, uno de los cuales descendió y a mano armada le exigió la entrega de la riñonera.

La víctima se resistió, forcejeó con el ladrón y, cuando ambos cayeron al piso, se sumaron varios vecinos que habían observado la acción, quienes se abalanzaron sobre el sospechoso con la intención de reducirlo, mientras que su cómplice escapó a bordo de la moto en la habían llegado.

Fue entonces cuando los vecinos advirtieron que el ladrón comenzó a descompensarse y llamaron a la policía y a una ambulancia.

Al llegar los médicos del Servicio Público de Emergencias -SIES- constataron la muerte del sospechoso como consecuencia de paro cardiorrespiratorio.

El examen preliminar realizado en el lugar por los peritos forenses indicó, «que presentaba excoriaciones superficiales en ambas manos, mentón y dorsales, sin constatar ninguna otra lesión de jerarquía».

El cadáver fue trasladado al Instituto Médico Legal de la Unidad Regional II de Rosario para la autopsia de rigor, con el fin de establecer la causa precisa de la muerte.

En tanto, los peritos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) secuestraron de la escena del hecho una pistola Bersa con cartuchos intactos calibre 22 milímetros y un celular que presuntamente portaba el atacante.

El caso es investigado como «muerte dudosa» por el fiscal de homicidios dolosos de turno en Rosario, Ademar Bianchini, quien aguardará los resultados de la autopsia para evaluar un eventual cambio de calificación, informó el MPF.

Hay medidas en curso para dilucidar la mecánica del hecho y las personas involucradas. `


Share

También te podría gustar...

Deja un comentario

error: Protegido por COPYRIGHT