Un hijo del fundador de Los Monos volvió a la cárcel por una ejecución

La Cámara Penal revisó la medida cautelar dictada a Chanchón, un hijo del Viejo Cantero, imputado por el crimen del policía Cristian Ibarra. El muchacho de 21 años había logrado un arresto domiciliario que fue revocado por el camarista Guillermo Llaudet-

Maximiliano “Chanchón” Cantero, uno de los hijos de Ariel “Viejo”Cantero –fundador de la banda Los Monos– se entregó a finales de agosto. Estaba bajo la lupa de los investigadores por la ejecución del policía Cristian Ibarra ocurrida en julio de 2019 en un presunto entramado vinculado al narcomenudeo. Pero tras una audiencia imputativa donde se lo señaló como coautor de homicidio y hurto calamitoso – debido a que se llevaron el arma reglamentaria de Ibarra – logró un arresto domiciliario. La decisión sobre la medida cautelar fue apelada por la Fiscalía. El camarista Guillermo Llaudet le dio la razón a la acusación y resolvió revocar la modalidad de la prisión preventiva y lo mandó a una unidad penitenciaria.

La noche del 22 de julio pasado el policía Ibarra se fue a encontrar con una persona para arreglar un “problema”. El uniformado iba avisando su recorrido a su mujer por mensajes que le envió al celular hasta que se cortó la comunicación. Para el fiscal Miguel Moreno el conflicto tenía relación con una disputa territorial por la venta de drogas al menudeo y el policía lideraba una de esas zonas en disputa, según detalló en la imputación.

Ariel Maximiliano “Chanchón” Cantero tiene 21 años y según la Fiscalía se encontró con el policía para ir hasta la casa de otro hombre apodado Colombiano a resolver el conflicto. Lo cierto es que Ibarra apareció asesinado en el asiento del conductor de su auto, un Peugeot 308 negro, en inmediaciones de Larralde y Deán Funes con al menos cinco tiros en la cabeza, disparos que salieron de dos armas. Tres de las cuatro puertas del auto estaban abiertas  –las dos delanteras y la trasera del lado del conductor –, para el fiscal Moreno un tirador estaba en el asiento del acompañante y otro en el asiento trasero tras la víctima.

A principios de septiembre Chanchón y Walter “Teta” D. fueron imputados por el crimen. En esa oportunidad la jueza Paula Alvarez le otorgó a libertad a Teta y dispuso un arresto domiciliario con tobillera para Chanchón.

La apelación

El fiscal apeló la decisión al entender que la evidencia contra Chanchón es suficiente para una cautelar efectiva. Moreno repasó la evidencia que tiene en el caso donde hay: siete declaraciones, entre ellas dos de testigos con identidad reservada que desnudaron una trama vinculada al narcomenudeo.

Uno de los declarantes dijo que todos los martes Chanchón le cobraba la zona Ibarra y ese día habían quedado en encontrarse para solucionar un problema que surgió en el Fonavi ubicado entre Monte Flores, México, Viamonte y Brasil, en la zona sudoeste. También habló de las imágenes que captaron las cámaras de seguridad vinculadas al recorrido que tomó Ibarra. En las primeras filmaciones se lo ve solo y luego con un acompañante ubicado en el asiento delantero. También se recuperaron mensajes de los dos celulares que tenía la víctima, los cuales quedaron en el auto y algunas escuchas que se produjeron tras el hecho.

La hipótesis de la acusación sostiene una disputa territorial por la venta de estupefacientes, y la diferencia surgió en la zona donde Ibarra vendía drogas y era regenteada por Chanchón, explicó en la imputativa Moreno.

Los defensores plantearon otra líneas investigativas: apuntaron contra un familiar de la víctima y dijeron que la pareja contó que Ibarra iba a ir a hablar con un tal venezolano sindicado por la defensa como otro posible autor.

Pero Moreno insistió con el pedido y dijo que en la imputativa se valoró un antecedente previo de Chanchón cuando fue imputado por el crimen de Brian Chamorro, en julio de 2017.

En aquella oportunidad se valoró positivamente el comportamiento de Cantero en el proceso donde debía presentarse diariamente en los Tribunales pero el fiscal dijo que le llegó la información con posterioridad a la audiencia donde se enteró que Chanchón contaba con 242 incumplimientos a la medida.

El camarista Llaudet evaluó el caso y tras un cuarto intermedio resolvió revocar la decisión de la jueza Álvarez por lo que Chanchón deberá cumplir la prisión preventiva en una unidad penitenciaria.

Fuente: El Ciudadano. 


Share

Desarrollo Zonal

Periódico de Distribución Gratuita en Villa Gobernador Gálvez, Alvear, Pueblo Esther y zona sur de Rosario. TIrada: 5.000 ejemplares. 33 Años informando.

También te podría gustar...