Automovilismo: En la puerta del bicampeonato

Luciano Bucci no pudo volver a ser campeón, en su despedida del Car Show Santafesino

El Ale Bucci Racing concluyó su año deportivo con la definición del campeonato del TS1800 en Rafaela, donde Luciano Bucci batalló hasta el final para ser bicampeón, pero no se logró. Andrés Maugeri fue décimo y Eugenio Mautino lamentablemente tuvo un choque a poco de largar.

En el intento de lograr un nuevo campeonato, Luciano Bucci salió a buscar un fin de semana perfecto desde lo deportivo, y desde los entrenamientos demostró estar a la altura de las exigencias. En clasificación dominó las dos tandas y eso le permitió largar al frente en la primera serie. E esa batería, Eugenio Mautino partió desde el fondo, casi sin poder clasificar. En la restante, estaba Andrés Maugeri, quien fue de menor a mayor y quedó 12º.

Bucci, en la primera batería dominó en casi todo momento de manera contundente, pero un cable de bujía se salió a metros del final y llegó cuarto. Luciano perdió valiosos puntos, y sólo le servía ser primero o segundo y depender el resultado final de Juan Ignacio Canela, quien hasta ahí le sacaba 36 puntos y medio. Eugenio Mautino ganó cinco lugares para llegar sexto, y en la segunda batería, Andrés Maugeri llegó quinto.

La competencia final sería un tanto caótica. En la primera curva se vio un fuerte accidente múltiple, donde Bucci sufrió un golpe que le arrancó una puerta, pero quedó quinto. Maugeri, en tremendo avance quedó segundo, y Mautino fue quien peor parte se llevó, al golpearse y abandonar tras la primera curva.

Luciano fue avanzando hasta llegar a estar segundo, y posteriormente se encaminó al triunfo en franca lucha con Lucas Tedeschi y Ezequiel Bosio. Pero el refrigerante del motor se perdió, y el motor empezó a pasar factura hasta que lo obligó a abandonar, y así, perder la chance de ser bicampeón. En tanto que Maugeri no pudo aguantar para llevarse un podio y con algunos inconvenientes en la planta motriz, llegó décimo.

Tras la competencia, Luciano analizó: “Hicimos la pole de manera contundente y estábamos para ganar todo. Veníamos robando en la serie pero faltando media vuelta se me salió un cable de bujía. Largamos octavos la final, y en la curva uno estaba quedando segundo y me golpearon, me arrancaron la puerta. Corrimos sin puerta toda la carrera y estábamos segundos, pero con temperatura alta. Faltando dos vueltas me tiró el refrigerante y sabía que si aguantaba era un milagro, y cuando salí a la recta se puso en tres cilindros. El aire que me entraba me movía el auto para los costados y me hacía perder tiempo. Demasiado hicimos, di mi mayor potencial en la conducción pero tuvimos mala suerte. Nos vamos de la categoría sabiendo que estamos para salir campeones y para más. Habernos quedado en tres carreras seguidas y pelear hasta la última fecha es muy bueno”.

Por otro lado, el campeón 2015 habló de lo que sigue: “Ahora vamos a trabajar en el verano para ponernos en forma de cara al debut en el Turismo Nacional Clase 2, sin descanso porque llegará el auto nuevo en estos días y tendremos que seguir laburando. Agradezco a mi hermano, mi viejo, Javier Díaz, Oscar Pallas, Agustín Favi, Fabián Ballina por el motor, Leo Carburadores, Mauro de Camav en amortiguadores, José Luis Ricciardi por los frenos y a todos los chicos que me vinieron a ver y alentar junto a mi familia, además de todo mi Villa Gobernador Gálvez querido que me apoya”.

“Tuvimos una carrera extraña, pero rápidamente quedamos segundos y queríamos llegar al podio. Cuando estábamos ahí estábamos superando nuestro objetivo del fin de semana, pero luego el auto no aguantó y me caí un poco. Teníamos un gran potencial como siempre”, comentó Maugeri, contento por lo que se podría haber conseguido, más allá de que no se dio.

“Siempre me pasan cosas de local en Rafaela. Fue un tremendo accidente el que sucedió y la verdad no pude ver ni con quien golpeé, porque se desparramaron varios adelante mío. Ahora ya está y pensaremos en 2018”, explicó Mautino, quien tendrá sed de revancha para saciar la temporada que viene.


Print Friendly, PDF & Email
Share