Macri inauguró una acería en Pérez y dijo que los argentinos decidieron “decir basta al no se puede”

La acería demandó una inversión de 232 millones de dolares. 

El presidente Mauricio Macri inauguró hoy una acería en la ciudad de Pérez, que demandó una inversión de 232 millones de dólares, y sostuvo allí que “los argentinos hemos decidido decir basta al no se puede”, al tiempo que señaló que “los argentinos entendimos que tenemos que ser predecibles”.El primer mandatario desarrolló sus actividades matutinas en la provincia de Santa Fe, donde previamente encabezó la puesta en marcha de las obras hídricas en la localidad de Tortugas, que también beneficiarán a la provincia de Córdoba.
“Podríamos decir que hoy es un día Cambiemos; se creyeron que toda la vida iban a ser días peronistas, pero la historia avanza, evoluciona”, bromeó Macri, dirigiéndose al intendente de Pérez, el peronista Pablo Corsalini, quien se rió con la ocurrencia.
Macri habló en la acería Gerdau, que tiene una capacidad instalada para producir 650 mil toneladas anuales de palanquillas de acero, y que dará empleo a 800 personas.
El jefe de Estado señaló que, junto al gobernador provincial, Miguel Lifschitz, resolvieron acompañar “a la familia Gerdau, a Andrés, Fernando, Gustavo, con esta apuesta que hacen a nuestro querido país”.
“Este crecimiento es parte de una decisión de los argentinos que hemos decidido decir basta, decir basta al no se puede, basta a la resignación. Y a comprometernos para que cada uno ponga su granito de arena y los sueños de tantos años se hagan realidad”, añadió.
Para Macri, hay “una fuerza invisible, pero potente, y es la confianza en el futuro, en lo que podemos hacer”, y sostuvo que en la acería de capitales brasileños “hay 800 familias apasionadas con mejorar”.
“Me alegro mucho que cada día más argentinos nos convencemos que organizados, diciéndonos la verdad, trabajando en equipo, nos vamos a transformar en protagonistas de los próximos 20 años”, agregó, al tiempo que remarcó que “hace más de 40 años que no se construía una nueva planta de acero en el país”.
Durante la recorrida por el predio, el Presidente estuvo acompañado por el gobernador Lifschitz; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el director presidente de la firma, André Gerdau Johannpeter. También participaron del acto los intendentes de Santa Fe, José Corral; de Rosario, Mónica Fein, y Corsalini, el anfitrión.
Un par de horas antes, el Presidente inauguró obras hídricas en la localidad de Tortugas, donde afirmó que “años de improvisación y de no mitigar los problemas del cambio climático, transformaron el agua y las lluvias en una pesadilla para muchas localidades”, y anunció que, “después de 40 años”, comienzan las obras en el canal San Antonio.
Acompañado por los gobernadores Lifschitz y Juan Schiaretti, de Córdoba, el jefe de Estado puso en marcha las obras que constituyen un emprendimiento clave para prevenir y solucionar los problemas que provocan las inundaciones en las provincias de Santa Fe y Córdoba.
“Esta es una solución que hacía falta hace muchos años, para que cuando llueva no genere angustia entre la gente. Si trabajamos juntos podemos transformar el agua en una oportunidad, utilizar el agua para poder crecer y desarrollarnos”, dijo el primer mandatario.
“Basta de resignación, basta del no se puede, de querer buscar culpables de cosas que no hacemos nosotros mismos. Tenemos que juntos encarar todos los proyectos que cambian la historia. Hemos decidido ser la generación que cambie la historia para siempre”, indicó en un breve discurso.
En ese marco, el Presidente indicó que “hace casi 40 años que no se hacían trabajos en el canal San Antonio” y destacó que este emprendimiento “resolverá los problemas de 25 mil personas y protegerá medio millón de hectáreas seguras al servicio de la producción y el desarrollo”.
En su mensaje, Macri recordó también que, en el encuentro de ayer en el CCK, le pidió a los distintos sectores políticos, sindicales, empresariales y de la Justicia que participaron de la convocatoria a un diálogo multisectorial, un compromiso “en serio”.
“Es ahora o nunca” el momento para transformar la Argentina, reiteró el Presidente y agregó que, para eso, “cada uno debe ceder un poco para garantizar 20 años de crecimiento”.
Luego, se trasladó a la localidad de Villa Eloísa, donde se reunió con el intendente, Mauricio Tartaglini (Cambiemos), y pronunció unas palabras en la plaza principal ante vecinos y comerciantes, según se informó oficialmente.
También dialogó con los dueños del bar La Bodeguita y de la panadería La Primera, dos de los locales más tradicionales de la localidad.

Fuente: Telam


Print Friendly, PDF & Email
Share