Trabajadores de la Clínica Gomara cortaron la calle frente a Acción Social.

Fue ayer por la mañana, buscan la estatización de la clínica que hoy se encuentra cerrada.

Ayer por la mañana un grupo de trabajadores de la “Clínica Gomara” regentada por le grupo Masa, se hizo presente frente al edificio de calle Juan Domingo Perón entre Piazza y San Diego, donde funciona Acción Social, con el objetivo de ser atendidos por el Secretario de Acción Social Esteban Colombo para lograr encontrar una salida al conflicto que mantienen los empleados con los responsables de la explotación de la Clínica Gomara. Los trabajadores están buscando la estatización del policlínico, quieren que provincia o municipio se hagan cargo para poder mantener sus fuentes de trabajo. Desde el municipio, el intendente Alberto Ricci hizo declaraciones en un canal de Rosario, indicando que se esta trabajando en el tema, donde plantearon a las autoridades del PAMI que allí funcione el PAMI III, para la atención de los jubilados de la zona sur de Rosario, Villa Gobernador Gálvez y alrededores.

Esto publicaban los trabajadores en su página de Facebook:

CRONICAS DE NUESTRA LUCHA. CLINICA GOMARA VGG
Hace cerca de un mes atrás, el intendente Ricci (luego de la movilización y audiencia pública celebrada en el salón de parroquia San Enrique), decía lo siguiente: “Vamos a estar al lado de los trabajadores”, “Haremos todo lo posible para que el policlínico siga funcionando”. Nos retiramos de esa audiencia al grito unísono de “estatización” y con el compromiso público del intendente, su gabinete y todos los referentes locales del partido socialista de VGG (no hay que olvidar que son gobierno provincial, por lo que en su manejo están las carteras de trabajo, justicia, salud, etc.), de que se pondrían a trabajar para resolver lo antes posible la situación que atraviesa la Clínica Gomara.
Al día de hoy, su único aporte fue una reunión con el senador Cappiello, unos bolsones con alimentos, un choripán que compro el intendente en nuestro acto/festival solidario del 17/09/2017 y los baños químicos para dicho evento (cabe aclarar que no nos prestaron el escenario).
Como trabajadores que somos, visitamos y escuchamos a todos los funcionarios, fuimos a Desarrollo Social, Ministerio de Trabajo, concejo deliberante de VGG, cámara de Dip. de la provincia, etc. Pero siempre la respuesta fue la misma: “esto nos excede”, “no tenemos fondos”, “eso lo tienen que pedir en la diputación u otro ministerio”, y varias excusas más. Nos pedían las soluciones a nosotros y hasta nos echaban la culpa de lo sucedido. Por eso, como ya hemos planteado en nuestra anterior declaración “Mientras vivimos esta experiencia, fuimos tomando conciencia que ya no peleábamos solo por nuestra fuente laboral (66 puestos), sino, por los más 7300 jubilados que eran usuarios de la clínica, como así también de todos los ciudadanos de Villa Gdor. Gálvez y alrededores. Nos dimos cuenta que los gobiernos y empresarios creen que los que vivimos al sur del Bulevar Segui, somos ciudadanos de segunda categoría, ya que, sí o sí, estamos obligados a trasladarnos al centro de Rosario para recibir asistencia médica de calidad, sabiendo todos lo costoso que esto resulta. Por eso empezamos a exigir la estatización de la Clínica Gomara”.
Seguimos intentando por los carriles legales. Organizamos otra marcha, pero esta vez hasta el concejo deliberante, ya que nos enteramos que, entre gallos y medianoche, el concejal Roberto Leiva (PRO) iba a presentar un proyecto de emergencia sanitaria, algo que veníamos reclamando desde el Comité de Lucha (interesante situación, el PRO se colocó a la izquierda del PS).
¿Porque nos parece necesaria la emergencia sanitaria?
· Porque es comenzar a reconocer el problema en el que se encuentra Villa Gdor. Gálvez;
· Porque, aunque estemos a 15 minutos de rosario, esta ciudad es la tercera ciudad de la provincia, por lo que es necesaria la ampliación de la salud pública, NO queremos que nuestra ciudad sea la meca de las ambulancias;
· Porque ante una catástrofe, de cualquier magnitud, la única guardia con la que contamos es el SAMCO;
· Porque cualquiera que alguna vez haya concurrido al SAMCO, sabe que está saturado, no es necesario presentar números sobre esto;
· Porque en VGG ni siquiera hay un banco de sangre;
· Porque hoy más de 7000 jubilados del PAMI, que es del estado, se tienen que trasladar a Rosario para recibir atención médica para que unos pocos empresarios hagan suculentos negocios;
· Porque nuestras mujeres tienen que parir en Rosario;
· Porque las estadísticas municipales no son serias, ya que la mayor parte de la población se disgrega en efectores fuera de nuestra ciudad, haciendo imposible realizar un seguimiento veraz de la epidemiología local;
· Porque la salud es un derecho y en VGG no se garantiza ni siquiera el segundo nivel de atención desde el estado;
· Porque esta emergencia prepararía el terreno para la estatización, ya que el municipio podría destinar partidas presupuestarias (por ejemplo, rentas generales) y orientarlas a la secretaría de salud, con lo cual, hoy se podría reabrir la clínica;
· Porque es insostenible que una ciudad de más de 100 mil habitantes no tenga un HOSPITAL, en el sentido estricto de la palabra;
· Por todo esto y mucho más, la declaración de emergencia es necesaria, no hay que ser un académico para ver esto.
¿Qué respuesta recibimos de los concejales?
Críticas, ninguneo a nuestro planteo, promesas y más promesas. Pretendían, más que nada la esposa de Murabito, que los trabajadores les llevemos las estadísticas de la epidemiología local y con otros argumentos burocráticos y leguleyos le salvaba las papas al partido socialista (rara actitud del frente renovador, capaz que no quería que nos acordáramos que ella y su marido, cuando fueron gobierno y orgánicos del PS, cerraron la maternidad). Que propuso la esposa de Murabito, citar a Enrique Gomara (por la coop de luz) y a la Sec. de Salud municipal, Marisa Bernal, para la próxima semana, ya que ella “no iba a votar ninguna emergencia sin los números en la mesa” y que estos citados, expliquen a los concejales el estado de la salud tanto pública como privada de la ciudad. También se comprometió a gestionar un subsidio provincial (ASU), para paliar la situación económica de los trabajadores de la clínica (ya hace 3 meses que no cobramos). Aceptamos la propuesta, puesto que creímos coherente que el Ing. Gomara, alguna vez en su vida, de ciertas explicaciones públicas de porque siempre la clínica queda al borde del abismo, ya que no es la primera vez que sucede esto. También consideramos que el subsidio era necesario y lo más importante fue que quisimos ahorrar fuerzas para poner todo el empeño en la realización de nuestro acto/festival solidario que era esa misma semana. Vale la mención de que el mismo fue un éxito.
En el día de hoy, creemos que por la presión que ejercimos, se presentó un proyecto para que la oficina de empleo tome cartas en el asunto y estudie caso por caso en que programa social podemos ingresar. Esperemos los demás concejales acompañen esto, pero hoy por hoy, no nos sirve, ya que los impuestos vencen y la panza hace ruido. Necesitamos el subsidio ASU, sabemos que este subsidio se entrega a discreción y por voluntad y acuerdos políticos, muchas organizaciones sociales lo cobran.
Del dialogo a la indignación:
Finalmente llegó el día de la citación, Gomara no se presentó. La secretaria de Salud, como si escondiera algo, nos hizo desalojar del recinto con la anuencia de los concejales. Por lo que no estamos al tanto de que sucedió ahí dentro, pero sospechamos que la emergencia sanitaria no se va a poner a consideración, lo mismo que el subsidio, por lo menos en estos días. Aprovechamos para decir que la secretaria de Salud, no paso nunca por la clínica, sabiendo que ni obra social tenemos.
También nos desayunamos que la promesa por parte de la cooperativa del no pago del servicio durante dure el conflicto, es solo acumular la deuda para realizar un plan de pago futuro.
Finalmente, y para rebalsar el vaso, nos alarma la falta de respeto y el ninguneo del Subsecretario de Desarrollo Social, Esteban Colombo, quien junto con el concejal Carlos Dolce, nos prometió una reunión para el día miércoles 20/09/2017 en su despacho para charlar por el subsidio ASU que entrega la provincia en situaciones de emergencia. Estuvimos más de 4 hs. Esperando y este funcionario nunca se presentó. Luego nos llamaron diciendo pidiendo disculpas, lágrimas de cocodrilo. Pero bueno, dimos otra oportunidad, y al día siguiente que obtuvimos de Colombo, misoginia, desprecio por nuestro reclamo y hasta una frase que rozo el fascismo: “en esta ciudad hay que gente que vive todo el mes con un bolsón”. Sinceramente nos preocupa muchísimo que este sea el Subsecretario de Desarrollo Social municipal, siendo la nuestra una ciudad con tantas carencias. Quizás se sintió fuerte porque a esa cita solo fuimos mujeres. Otra apreciación que tuvimos fue que el muchacho se sentía el dueño de la plata de estado, diciendo que “por qué él nos tenía que dar el subsidio”, “es para emergencias”. Nosotros respondemos: JUSTAMENTE COLOMBO, ESTA ES UNA EMERGENCIA, HACE TRES MESES QUE NO COBRAMOS, SOMOS MADRES SOLTERAS, SOSTENES DE FAMILIA, TRABAJADORES QUE NO PODEMOS LLEVAR EL MANGO A CASA, QUIZÁS TU PASAR NO SEA EL NUESTRO, POR ESO TU FALTA DE SENSIBILIDAD SOCIAL.
Para colmo de males, sabemos que la provincia y el municipio, le van a regalar una calle privada a la empresa Paladini, en una obra de más de 60 millones. Con el 1 % de ese dinero, ponemos la clínica en marcha. Esto nos muestra cómo piensa a la ciudad el socialismo, que intereses representa y para quien gobierna.
Conclusiones:
Realmente nos cansamos del manoseo, el ninguneo, las faltas de respeto y las mentiras. Somos trabajadores, queremos trabajar. Ya no podemos esperar más.
Todo lo que vivimos nos hace tomar conciencia, tenemos que recrudecer la lucha, dar un paso al frente, y es responsabilidad del Estado provincial y municipal de conjunto. También logramos dilucidar, para quien gobierna el partido socialista y quiénes son sus lacayos. Que al partido socialista no le interesa un comino la salud de los villagalvenses.
Todo esto fortaleció nuestras convicciones y nos unió aún más. Seguimos levantando las mismas reivindicaciones del comienzo:
1- La salud de la población es un derecho, no un negocio.
2- Basta de jugar con la plata de nuestros jubilados, no a la entrega de la clínica a empresarios vaciadores, que el estado intervenga
3- Que se declare la ley de emergencia en salud y así preparar el terreno para la estatización.
4- El estado tiene los recursos para abrir la clínica mañana mismo, solo es Voluntad política brindarle una salud de calidad a todos los ciudadanos de Villa Gdor. Gálvez, somos la tercera ciudad de la provincia, nos merecemos un hospital, no un SAMCO, por eso: estatización de la Clínica Gomara.
Sabemos que es una lucha muy larga y difícil, y es fácil caer en marañas de mentiras, pero también sabemos que necesitamos el apoyo de toda la comunidad, que esta lucha es de todos y la ganamos entre todos. La solidaridad es fundamental en estos casos, y la hemos encontrado en muchos trabajadores, sindicatos, organizaciones sociales, partidos políticos, jubilados, jóvenes estudiantes y vecinos, pero necesitamos que la ciudad de conjunto entienda y apoye nuestro reclamo. No es como nos quieren hacer creer el PS, que ellos están al mismo nivel que nosotros, que somos iguales; NO SOMOS IGUALES, ELLOS SON EMPRESARIOS Y NOSOTROS TRABAJADORES, ELLOS TIENEN EL ESTADO, ELLOS TIENEN LA LLAVE DEL CONFLICTO, NOS PIDEN SOLUCIÓN, SE LA DAMOS: ESTATIZACIÓN DE LA CLÍNICA GOMARA.
Defendamos juntos la salud de los ciudadanos de Villa Gdor. Gálvez. Invitamos a todos a acercarse a la clínica para sumar a esta lucha. ¡LA SALUD ES UN DERECHO!


Print Friendly, PDF & Email
Share