La recesión industrial cumplió un año

“Caída del consumo interno, aumento de la desocupación y desaliento de inversiones” fueron, -a criterio de Alejandro Grandinetti- las consecuencias directas de las erróneas decisiones del gobierno nacional.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó una baja del Estimador Mensual Industrial (EMI) del 1,1% en enero respecto de un año atrás; la entidad mide el desempeño del sector manufacturero sobre la base de información proporcionada por empresas líderes, cámaras empresarias y organismos públicos que informan sobre productos e insumos representativos del consumo. “Las cifras son oficiales y con ésta nueva medición se acumularon 12 meses de caída consecutivos. Por lo tanto vemos con gran preocupación la falta de sensibilidad del gobierno para con los trabajadores y la clase media”, sostuvo el diputado nacional Alejandro Grandinetti.
La pérdida de puestos de trabajo se hizo evidente en los últimos días cuando grandes empresas anunciaron cierre de plantas, achique en la producción o caída en las ventas y a ello se suma un estimado que “son 6.000 las Pymes que cerraron sus puertas”, sostuvo el legislador. Consultado acerca de medidas que debieran tomarse agregó: “de la recesión -confirmada por medios oficiales- se sale con: mayor actividad económica, incentivos para la inversión (principalmente Pymes), mantenimiento del consumo y del poder adquisitivo de los trabajadores”.
A criterio del Frente Renovador las medidas adoptadas por el gobierno fueron “exactamente en sentido contrario porque desconoce que en nuestro país 8 de cada 10 pesos del PBI provienen del consumo interno, por ende, hay que mejorar salarios, jubilaciones, asignaciones universales y el crédito PyME; sólo así se reactiva el mercado interno que es el 80%”.
Sostuvo Grandinetti que además del error de “no haberle ganado a la inflación, condición necesaria para sostener el mercado interno”, el gobierno “profundizó y profundiza la caída mientras avanza con su política de apertura de las importaciones, aumentos de tarifas y de atraso cambiario”.
El vicepresidente del bloque Frente Renovador-Una se refirió también a la constante referencia que realiza el gobierno nacional respecto a la llegada de capitales extranjeros como condición necesaria para la reactivación: “Mientras no se tomen medidas para reavivar y expandir el mercado interno, no van a venir las inversiones. Creemos que los procesos son inversos: para que haya inversiones del exterior, primero tenemos que defender el trabajo y el salario de los argentinos”.
“Nos preocupa que haya millones de argentinos que están pasando mal y son los más perjudicados por las decisiones que toma el Gobierno cada día. Y nos intranquiliza ver que la recesión siga profundizándose por una falta de reordenamiento de las variables macroeconómicas”, sintetizó Alejandro Grandinetti.

Print Friendly, PDF & Email
Share