La presión de los vecinos y la reacción de las instituciones frenaron la entrega de la reserva ecológica

El pedido de cesión al sindicato de la carne se iba a tratar ayer, pero debido a las repercusiones públicas del caso, los concejales decidieron no tratar el tema.

COncejo-deliberante-09042015-DSCN9152En la tarde de ayer, el Concejo Deliberante de nuestra ciudad iba a tratar sobre tablas la cesión de 6 hectáreas que fueron consideradas por este mismo concejo en el año 1995 como Reserva Ecológica de la ciudad y Área Protegida para las generaciones futuras del Parque Regional Sur, para que allí se levante un camping privado que lo realizaría el Sindicato de la Carne de la ciudad de Rosario. El proyecto que se ingresó al Concejo Deliberante el pasado 31 de marzo, lo único que decía era “contrato de cesión de terrenos al Sindicato de la Carne”, sin mencionar nada de lo que el municipio autorizaba a realizar en el predio que se cedería a dicha institución. Lo cierto es que en menos de una semana de presentado, todos los concejales, o al menos su mayoría, estaban de acuerdo en aprobarlo, hasta que el mismo tomó estado público y llego a los medios masivos de comunicación de la ciudad y la región, propagándose por las redes sociales. Allí lo que en un principio era un acuerdo entre el bloque del Frente para la Victoria presidido por Diego Garavano y el Frente Renovador encabezado por Jorge Murabito y que había logrado el apoyo de la mayoría de los concejales, comenzó a perder adeptos, y de a poco muchos de los ediles comenzaron a “bajarse del caballo”, y dejaron solo prácticamente al oficialismo para su aprobación, esto llevo los ediles a sacarlo de la orden del día, y pasó nuevamente a las reuniones de comisión, además de que se comprometieron a debatir el tema en una audiencia pública, para lograr conjuntamente con los vecinos y las instituciones locales un consenso para ver que es lo que la mayoría de la sociedad quiere para esa reserva que hoy tenemos, y que es un pulmón importante para la ciudad.

Lo cierto de todo esto, es que si el tema no hubiese tomado conocimiento público, hoy el Concejo Deliberante de Villa Gobernador Gálvez hubiese cedido sin pensarlo, 6 hectáreas de reserva ecológica para la explotación privada de un sindicato que pretende levantar en el lugar un camping para sus asociados, cuando todos sabemos que hoy no pueden hacerse cargo de su sanatorio el “Saladillo”, el cual dejó de prestar servicios a sus afiliados por falta de fondos suficientes para poder sostenerlo, y todo hubiese sido como en años anteriores, donde un barrio residencial paso a ser zona industrial de un día para el otro, para la instalación allí de una planta cerealera que hoy tenemos que es Cargill, y termino con el único balcón al río Paraná que tenía la ciudad, por meros intereses políticos y personales, que destruyeron un barrio completo.

La Sesión: Al comienzo de la sesión, tomó la palabra Carlos Dolce, para demostrar su alegría y de alguna manera “celebrar” que se haya retirado de la orden del día el tratado de dicho proyecto, a provechó la oportunidad para exponer ante los presentes toda la artillería que había conseguido para lograr la no aprobación del mismo si se trataba. “Creo que se iba cometer un error al discutir la cesión de seis hectáreas de una reserva natural. Me parece que no hay que hacerlo porque estamos a una semana de las elecciones y porque está mal avanzar sobre un espacio que pertenece a todos los villagalvenses, una reserva natural protegida, reconocida a nivel provincial y un pulmón para la población. Ningún emprendimiento debe atentar contra la biodiversidad del lugar” dijo el edil del socialismo. También entregó a los ediles presentes una copia de las 400 firmas reunidas por los vecinos de la ciudad para que esa misma área entre dentro del Sitema Provincial de Areas Naturales Protegidas. Agregó Dolce  “Avanzar sobre ese área cuando la provincia se está por expresar iba a ser un error”, y continuó “Creo que ha quedado claro que la sociedad pretende otro uso de ese lugar, un uso común, y creo que se lo podemos dar”.

Luego tomó la palabra Jorge Murabito, quién indicó que no acompañaba ahora la cesión de los terrenos diciendo “no sólo porque en la comisión había algunas posiciones distintas, sino porque si bien la iniciativa representa un beneficio importante para los trabajadores de la industria más grande que tenemos, puede afectar intereses de otro sector de la ciudad como la gente que vive en La Isleta, y los que están en contra de transformar el funcionamiento del Parque Regional y de este lugar en particular”. Pero dejó en claro que su bloque el Frente Renovador esta dispuesto a tratar, debatir y acompañar cualquier tema que sea superador y que traiga progreso para la ciudad de Villa Gobernador Gálvez, con lo que dejó abierta la puerta para tratarlo mas adelante, con un proyecto “superador” del presentado. AL respecto dijo “No es que no quiera o este totalmente de acuerdo que se hagan cosas en el Parque Regional, el Frente Renovador no se va a negar al progreso de la ciudad, y tampoco tomará decisiones a espaldas de la gente…” Dijo Murabito.

Por su arte el concejal radical Raúl Martínez dejó en claro que cuando se presentó el proyecto en comisión, “lo veíamos como viable, pero luego analizándolo, vimos que sería un desastre y más, a pocos días de las elecciones primarias. Por eso decidimos no acompañar y votar en forma negativa. Creo que todos estos temas de salvaguardar la ecología necesitan un estudio profundo con la gente y darle el tiempo que merecen”.

Diego Garavano, tomo la palabra, y dijo “Se puede mejorar este proyecto y me parece que es positivo para la zona…” “Cualquier concejal, institución y vecino puede aportar ideas para esto…”

Print Friendly, PDF & Email
Share